Dia Mundial del Autismo: la importancia del diseño y crear espacios amigables

Un día como hoy, la Asamblea General de las Naciones Unidas estableció el 2 de abril como el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo para dar a conocer la necesidad de contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas autistas, para que puedan llevar una vida plena.

La neuroarquitectura, una disciplina emergente que fusiona la neurociencia y la arquitectura, se enfoca en diseñar espacios especialmente adaptados para personas autistas y neurodivergentes. Este enfoque considera siete pilares fundamentales, todos ellos relacionados con la experiencia sensorial de los individuos, desde la iluminación y los colores hasta la textura de los materiales y la disposición del espacio. Estos aspectos son cruciales para crear ambientes que promuevan la calma, la seguridad y el bienestar emocional de las personas autistas.

En este sentido, Ana Antico, neuro arquitecta y fundadora de Antico Studio asegura que “estamos comprometidos con la causa de crear espacios inclusivos y comprensivos para personas autistas. Nuestro enfoque se basa en entender las necesidades únicas de cada individuo y en proporcionar diseños que favorezcan la regulación emocional y sensorial”. Además, agrega que “existen algunos de los aspectos clave que consideramos incluyen la iluminación adecuada, la creación de zonas libres de estímulos excesivos, el uso de formas y texturas reconfortantes, y la organización estructurada de los espacios para garantizar seguridad y predictibilidad, elementos clave para el desarrollo pleno de las personas neurodivergentes.”

Algunos de los aspectos clave a considerar en el diseño de espacios para personas dentro del espectro autista son los siguientes:

Estimulación sensorial controlada: los estímulos sensoriales como la luz, el sonido y los colores pueden afectar significativamente a las personas autistas, por lo que se debe tener controlada la iluminación para evitar sobrecarga sensorial. Se puede considerar el uso de cortinas opacas que permitan regular la entrada de luz natural, para crear así un ambiente suave y relajante.

La selección de materiales también es importante, siendo preferible la elección de materiales como la madera y el algodón para los muebles y textiles, ya que proporcionan texturas agradables al tacto y contribuyen a reducir la estimulación sensorial excesiva. Incorporar aromas suaves y naturales, como velas de lavanda o difusores de aceites esenciales, también contribuyen a darle un toque calmante al espacio.

Organización y estructura: la organización coherente y estructurada de los espacios es esencial para brindar seguridad y predictibilidad. Un ejemplo para lograrlo es disponer de un área de descanso con un sofá cómodo y almohadas suaves, una zona de juego con estanterías para juguetes y una alfombra para juegos, o un rincón de lectura con una silla acogedora y una lámpara de lectura. Esta disposición proporciona seguridad y predictibilidad a las personas autistas al delimitar claramente cada actividad en su espacio correspondiente.

Zonas de calma y retiro: es fundamental destacar la importancia de incluir áreas dedicadas a la calma y el retiro, libres de estímulos excesivos y equipadas con elementos reconfortantes. Estas zonas ofrecen un espacio seguro para desconectar y relajarse cuando sea necesario y se pueden lograr mediante el uso de almohadones o tapices con diseños geométricos simples, muebles con líneas limpias y accesorios con formas reconocibles y repetitivas puede contribuir a un ambiente más tranquilo y fácil de comprender.

“En Antico Studio, estamos comprometidos en colaborar con comunidades, organizaciones y familias para diseñar entornos que sean verdaderamente inclusivos y que apoyen la regulación y el bienestar de las personas autistas. En este Día de la Concienciación sobre el Autismo, reafirmamos nuestro compromiso de seguir trabajando hacia entornos más comprensivos, sensibles y accesibles para todos”, destaca su fundadora.

EDICIONES

EDICIONES