CGE reporta 165 postes chocados en 2023 y clientes afectados superaron los 154 mil en la región de Tarapacá

Entre enero y diciembre del año pasado los accidentes de tránsito con destrucción de infraestructura aumentaron un 17,4%, en comparación con 2022.

Interrupciones de suministro para más de 2,6 millones de clientes, a lo largo del país, durante el año pasado fue el saldo del fuerte incremento en los choques a postes en la zona de concesión de la distribuidora eléctrica CGE, que abarca desde las regiones de Arica y Parinacota a La Araucanía.

Según datos de CGE, entre enero y diciembre del año pasado se registraron un total de 3.776 accidentes de tránsito que involucraron daño o destrucción de infraestructura eléctrica, como postes, transformadores y cables, afectando el suministro eléctrico a cientos de miles de clientes a lo largo del país.

Esta cifra muestra un fuerte incremento del 17,4% respecto del mismo periodo del año 2022.

En la región de Tarapacá los choque a postes afectaron a 154 mil clientes, quienes en algún momento del año sufrieron alguna interrupción de suministro a causa de estos accidentes provocados por terceras personas. En total fueron derribados 165 postes de las redes de media y baja tensión.

El desgloce de postes chocados por comuna es el siguiente: 81 postes chocados en Iquique; 62 en Alto Hospicio, 10 en Pozo Almonte, 7 en Pica, 3 en Huara y 2 en Colchane.

En los últimos años, y pese a las campañas de sensibilización de la compañía y las autoridades, la cifra de choques a poste no ha dejado de crecer, provocando serios perjuicios en la calidad de servicio entregada a los clientes.

“La consolidación de la tendencia al alza en los choques a poste durante el 2023 es preocupante. El impacto en la calidad y continuidad del suministro eléctrico es muy relevante y afecta directamente el servicio a nuestros clientes”, señaló Guillermo Rojas, Gerente Zonal de CGE.

Según la estadística, solo en el 28% de los casos se logró identificar al responsable del accidente.

“Nuestro llamado es a que las personas realicen una conducción segura y a la defensiva, ya que esto permite resguardar en primer lugar su propia vida y la de sus acompañantes, permitiendo a la vez evitar daños a la infraestructura eléctrica tan necesaria para todas las actividades que realizamos a diario. Por nuestra parte, como compañía seguiremos realizando campañas de seguridad, pero en este tema necesitamos la colaboración de todos”, señaló Guillermo Rojas.

Panorama regional

La región Metropolitana fue la que acumuló un mayor número de accidentes con destrucción de infraestructura eléctrica, con 989 postes destruidos en 2023, lo que dejó a más de 771.402 clientes sin electricidad por este motivo.

Por número de clientes afectados con interrupciones de suministro por postes chocados, le siguieron las regiones de O’Higgins, con 294.602; Maule, con 289.167; Antofagasta con 260.327; Coquimbo con 226.809; Biobío con 194.351 y Tarapacá con 154.274. Más atarás se ubicaron las regiones de Arica y Parinacota, Araucanía, Atacama, Ñuble y Valparaíso (ver tabla).

Los trabajos de reposición, que involucran en muchos casos la intervención de brigadas pesadas de reconstrucción de infraestructura, pueden tomar entre 4 y 8 horas, dependiendo de la complejidad y magnitud de los daños.

Consejo

“CGE reitera el peligro de aproximarse a las redes e infraestructura eléctrica y hace un llamado a sus clientes a tomar algunas medidas de seguridad para evitar accidentes, como no acercarse a conductores o cables dañados o que estén en el suelo, ya que podrían estar energizados. En caso de emergencia, puedes comunicarte con la empresa a través del número de atención gratuito 800 800 767; la cuenta de Twitter @CGE_Clientes, la página web www.cge.cl, la aplicación móvil CGE 1click y el número de Whatsapp +569 89568479”.

EL NORTINO

EL NORTINO